26 dic. 2008

Postales Navideñas

No voy a quejarme como lo hice toda la semana... porque la gente que entra a este blog ya sabe que cada año me rompe más las bolas la navidad, que la quiero pasar sola en el medio del campo, que los preparativos, compras, anterior limpieza, posterior limpieza y etcétera apenas si llegan a compensarse con la tremenda borrachera que te agarrás... así que trataré de verle el lado bueno a todo:


¿Que me dejó Papá Noel?


- Una no-resaca, o resaca leve... eso es bueno

- La panza llena (En casa son tanos, ¡qué cantidad de comida por favooor!)

- Miles de fotos... algunas flogger, algunas con mucha cara de arruine...

- Un hermano bailando reggaeton arriba de una silla

- La certeza de que efectivamente sí... este año también estabamos borrachos antes de las 12

- Dolor de cuello de la siesta en la cama del garage

- Algunos regalitos muy lindos(Gracias a los que todavía creen que soy una niña)

- Una cerveza que le gané a Mati en una apuesta

- Un momento patético, todos los festejos tienen uno (Pero fue corto y poco patético... por suerte)


Cosas que no volveré a hacer la navidad que viene:

- Buscar 21 cucharitas de postre (en lo posible todas iguales) por toda la casa... esto no es un restaurant... coman con lo que hay!

- Organizar reuniones e invitar gente que no se copa... o que no va! Loco, media pila!!!

- Sacarme fotos con un vaso imaginario y cara de loca desquiciada... (haganmé acordar)

- Cantar reggaton con un pimentero... Bueno... eso sí lo voy a volver a hacer!

- Olvidarme en casa las monedas para volver de Berisso al otro día

- Vestirme de azul y blanco... al parecer sólo los marineros pueden hacerlo


Bueno, y para despedirme, para mi primos queridos y mi hermano: Acá está, la foto "Fútbol de priiiii... mente" con la sandía haciendo orejitas de Riquelme (Yo soy feliiiiiiiiiiii)




Feliz Navidad para todos... ojalá no la hayan pasado taaaaan mal!!



Mica



(Y todavía nos queda Fin de Año... respiren que vamos de nuevo...)

22 dic. 2008

Algunas publicidades viejas....

LA LLAMA QUE LLAMA





COCA-COLA







QUILMES






Mati

21 dic. 2008

Decime que nunca te pasó

Es sábado a la noche y no le puedo poner onda... No puedo. Tengo que pensar, porque es uno de esos días en que necesito respuestas... respuestas que nadie me da, de esas que sólo puede darse uno mismo, aunque el problema sea de los demás... porque en el fondo siempre el problema es de uno, aunque la culpa sea de los otros. Estoy hablando del grave problema de no saber qué hacer con nosotros mismos cuando lo que se "debe" sentir no se corresponde con lo que en realidad se siente, porque siempre viene algún bien intencionado a decirte:

"Pero que tenés que pensarlo tanto, ya fueeee"

Y sí, mis queridos amigos, es verdad, "ya fue"... pero hay veces en que uno no lo siente así... ¿Por qué? Y bueno, eso trato de pensar... ¿Por qué?

Hace algunos años cursábamos lingüística con Flor, y en medio de la clase anotamos una célebre frase de la profesora "¿Cómo se conoce tan poco habiendo tanta evidencia?" Y fue unos de esos momentos en los que uno se la flasha, y piensa que tiene razón, que es verdad, que tenemos todo ante nuestros ojos para tomar la decisión correcta... y sin embargo vamos de cabeza a tropezar de nuevo con la misma piedra.

No sé si pueda dar una explicación de por qué es así, tampoco es que siempre es así, pero este último tiempo he escuchado varias historias, y veo cómo la gente se queda enroscada a cosas que le hacen mal. Pienso incluso en mí, en mi relación con el cigarrillo, todas las noches digo "dejo de fumar" y al otro día ya me ves, defendiéndome de las porquerías de la vida a puro humo.

Lo peor es que ya sé que me hace mal... y no puedo... no lo puedo evitar... y así le pasa a la gente en general, con muchas cosas distintas, andan (andamos) por ahí estableciendo relaciones enfermizas con otras personas, o recurriendo siempre a lo que no es bueno para uno, a lo que lastima, lo que enferma... cosas que en el fondo hacen que al otro día uno se levante con la sensación de haberse equivocado, de quererse matar... o con la peor de todas las sensaciones, ese vacío adentro. Un vacío que es más profundo que sentirse solo, o triste, o resacoso...

Y con respecto a esto ¿qué puedo decir?
Nada. Me respondo con más preguntas

¿Quién tiene la receta para dejar atrás todo lo malo y empezar de nuevo?
¿Quién sabe cómo se hace para razonar con el corazón, que es puro sentimiento?
¿Quién puede pegar esa patada en la cabeza que te hace reaccionar?
¿Quién puede convencernos de dejar de hacernos mal, si uno siempre piensa que se puede empezar de nuevo, a pesar de todo, contra todo y contra todos?
Arranqué con una pregunta, y me respondo con más preguntas, y no puedo explicar qué es lo que quiero decir... porque como muchas de las cosas que me pasan ésto también es inexplicable, y está bueno que sea así, porque me gustan las cosas que se sienten, pero que no se pueden explicar...

¿O a vos no? Decime que nunca te pasó...


Mica

19 dic. 2008

Asi Estamos, último programa..30 de noviembre de 2008

En esta ocasión les voy a comentar lo que fue la última emisión de uno de los mejores programas de Radio Universidad, 107.5, en el 2008, "ASÍ ESTAMOS". Este proyecto que me tuvo como protagonista vivió una de sus mejores salidas al aire el último 30 de noviembre.
Sólo a través de unas fotos intentaré demostrar lo que vivimos ese domingo, una fiesta con mucho alcohol, mucho ruido, alegría y sorpresas.


Así empezó el medio día de ese domingo...la banda del programa se preparaba...de izquierda a derecha: nico, el tátele, germán, toti, yo y javi






Con la bandera de fondo, se sumó tincho y lea que habían ido a comprar hielo







Yo con la bandera del programa








La banda en la terraza de FM Universidad








El tátele con fernet en mano:


Ya adentro del estudio..empezando el programa









En plena discusión con el equipo...al aire:


Otra en el estudio...con la gracia de Mati:









Tincho, el productor general con Lea, el operador. De fondo Micaela, la oyente fiel del programa







Todo el equipo, con una de las profesoras.....



Terminado el programa llegó lo mejor....Miren las caras...por favor








Germán...volviendo...o tratando volver...


Así pasó el ultimo programa de Así Estamos...acá abajo están algunos audios...las mejores partes del 30 de noviembre en Radio Universidad.

1_ Presentación de Alvaro Melendez


2_ Alvaro y Paco cantan reggeaton


3_ Presentación del Tátele


4_ Despedida


5_ Presentación de Paco El Torero García


Mati

Recuerdos de mi paso por la casa de mi padre

El primer año de mi segunda vida en La Plata la pasé muy lindo en todos los aspectos (Segunda no porque haya hecho la gran Víctor Sueyro, sino porque nací acá, me fui y luego de 14 años volví)
La vida era una joda continua, no estudiaba nada y aprobaba todo (Sí, yo también quisiera acordarme cómo hacía).
Para ese año, 2002, vivía con mi papá en 2 y 57, lindo lugar enfrente del Molino Campodónico (Alias tira polvillo de día y de noche), los domingos nos fumábamos a la hinchada de estudiantes, el olor a chori en la ventana de la pieza y la puta hija de mil cancioncilla de Agostinelli Propiedades ¡¡Cómo la odiaba!!

Me han pasado ahí cosas bastante extrañas... Como tener en el balcón de al lado unos vecinos hippies que fumaban porro todo el día, sin piedad, sin compasión y sin vergüenza... así que teníamos las dos piezas con un barandazo de humo que fumigaba hasta los mosquitos más hinchapelotas.

Otro día volvíamos con Flor de una joda loca, tipo 8 de la mañana, y luego de que ella pateara un bidón en una galería (y tuvieramos que salir corriendo) a la vuelta de esa casa encontramos a una señora con un perro siberiano, que al vernos protestando por un amor a distancia le dijo a Flor (La señora, no el perro) "Y luchá nenaaaaaaa... andate a vivir allá". Y en la puerta de la casa el llamado 'loco enfermo' declaró "Ojos que no ven, corazones que no sienten"... Y encima nos hacían flashar estas cosas... todo era una señal!

Una noche de ese invierno mi papá se había ido a acostar y yo estaba en el living, y a los dos minutos vino corriendo para decirnos que miraramos por la ventana... y había dos locos garchando en un auto estacionado justo abajo del farol de la calle... Locooo!! Tenés el bosque a una cuadraaaa!! Tanta calentura ibas a tener!

Después un día venía caminando a la vuelta de casa y me paró un chabón para preguntarme dónde quedaba una dirección (Era a dos cuadras) le expliqué cómo llegar y después se me puso a hablar de sus campos en 25 de mayo (O 9 de julio... algo patrio era) que estaba por recibirse de médico, que se mudaba solo... y qué se yo cuántas pavadas... tenía tanta cara de paloma que hasta me daba lástima cortarle el chamuyo... "pobre" pensaba yo... La cuestión es que llego a la puerta de mi casa y le digo "bueno, me tengo que ir" Me invita a Bobby's (Así como lo oyen) porque decía que iba a estar al otro día ahi tipo 6 con unos amigos, me pregunta el nombre (Se lo digo) y se va...
Entré a casa y le conté a mi papá del saaaalaaaameeeeee que se me había pegado, no lo podía creer... La cuestión es que al otro día, tipo 6 y media tocan timbre y era el loco... preguntando por mi, que me estaba esperando y yo no había ido!! ¡Tan enfermo ibas a ser!

Para contrarestar ese ataque paloma-express, otro día salía de mi casa con la moral por el suelo (vaya uno a saber por qué, seguro alguna pavada) y me iba a 1 y 60 a tomar el 202 cuando un loco que pasaba se me para enfrente y empieza a mirar el piso re preocupado y me dice:

- "No tendrás de casualidad un diccionario?"
- "Diccionario... no che..." le digo yo "¿Para qué?"
- "...Porque cuando te vi me quedé sin palabras"

Ahhh pero qué paloma adorableee!!! jajaja y lo mejor fue que me hizo reir y siguió su camino... no me rompió las bolas ni nada... un capo... Quiero decirte que ese día me alegraste mi día, amigo!! Gracias!!


Mica

17 dic. 2008

Qué tarado!!!

Hoy, si justo hoy alas 17 horas apróximadamente, me pregunté, ¿puedo ser tan tarado,o tan boludo, en su defecto?
La cosa fue asi: ya me había cansado, después de un año medio hevi, de estar un día en La Plata, de pasar un día al pedo en la ciudad, con el calor que te invade hasta cuando te vas a bañar y posteriormente en el secado.
Por eso pensé: mi vieja está sola en Buenos Aires, voy el miércoles temprano, paso el día con ella, y el jueves nos vamos los dos para La Plata... dicho y hecho. Me embarqué en el tren, ex línea Roca, rápido, $1,65, una horita a Constitución, un golazo.
Luego de comer, mirar tele, navegar y bañarme, decidí ir a caminar un toque, con el objetivo de despejarme, de colgarme con la música y no pensar en nada, con el objetivo de olvidarme de "algunas cosas"
Ahí es cuando me hice la pregunta que abre esta nota: ¿Puedo ser tan tarado, o tan boludo en su defecto?
Paso a comentar lo que hice:

  • Salí de casa y me fui a caminar por Avenida Cabildo... si si si, por Cabildo en vísperas de las fiestas navideñas... hormigas eran... La familia entera comprando los regalos para el arbolito, las abuelas comprando los regalos para los nietos... y yo... intentando despejarme... qué boludo
  • 33 grados de sensación térmica... y yo caminando... queriendo despejarme... el sol de lleno en la cara (Encima la rosácea, palabra para hacer un post)
  • Entré a las peores galerías de todas las cuadras que caminé... "corte que veo fantasmas donde no hay"
  • Caminé 15 cuadras y al fin lo encontré y entré a Musimundo para comprar un DVD de Resistencia Suburbana... y podés creer... no estaba... cuatro discos de reggae tenían nomás... MUSIMUNDO
  • No conforme con eso emprendí la vuelta y por dónde volví... sí sí, por la vereda donde daba el sol... qué tarado... me lo merezco.

Si, yo sé que píensan lo mismo que yo... me quería despejar, colgar un rato... escuchar música... y dónde fui... a Capital... qué nabo... qué tarado... qué pelotudo... Tantos lugares para despejarse... y no... elijo el peor... por qué no me fui al parque? No sé...
Ya saben si quieren olvidarse, despejarse o colgarse... no vayan a Capital... aaahhh y tampoco me pidan consejos.

Mati

¿Cuántas cosas puede tener uno en la cabeza?

¿Cuántas? ¿Miles? Estoy enferma, miro el techo y pienso:

  • ¿Por qué la palabra "arrepentirse" me suena siempre tan fea? Sigo pensando que es mejor quedar un poco como estúpida, pero sacarme las cosas que tengo para decir


  • ¿Por qué las canciones para las drogas son siempre más lindas que las canciones para las mujeres? ¿Acaso no nos merecemos también nosotras un lindo tema?


  • ¿Por qué de repente todo me parece complicadísimo, y por qué no me puedo sacar esta sensación de que siempre me estoy equivocando?

  • ¿Por qué últimamente cuando comprás una gaseosa la bombilla es más larga que la botellita y no se le puede poner la tapita?

  • ¿Cuántas veces se puede tropezar con la misma piedra? y ¿Cuántas veces es digno tropezarse con la misma piedra?

  • ¿Por qué existen vacunas para miles de enfermedades que antes se pensaban incurables, se han hecho avances para tratar enfermedades crónicas mejorando la calidad de vida, hasta hay científicos que pretendían recrear el big-bang con la "máquina de dios", pero todavía nadie pudo encontrar un remedio mínimamente eficaz para cuando uno está resfriado?


  • ¿Por qué todas las noches tomo decisiones que rompo automáticamente todas las mañanas? (o digamos mediodías, tampoco vamos a mentir)


  • ¿Por qué se me da que los automovilistas sólo te dan el paso para verte el culo?

  • ¿Por qué mi vecino tiene que tirar abajo su techo y demoler paredes justo hoy que tengo alergia?


  • ¿Será que no me gusta ni la mayonesa ni la coca cola solamente porque le gustan a todo el mundo?

  • ¿Me había dado cuenta que cuando estoy triste me pongo rollinga?








  • ¿Por qué siempre siento que falta algo? ¿Para que me pongo detallista si a medio camino me aburro?

  • ¿Cuántas veces ya te equivocaste? ¿Cuántas más hacen falta para aprender? ¿Cuántas más para olvidar?



Mica (me como la cabeza un rato)

16 dic. 2008

¿Cómo no voy a poder empezar de nuevo, si siempre estoy empezando de nuevo?

Día 15 de diciembre
Hora: 08:00 (Si Sres. de la mañana)

Buen día! Mates en la cama con Flor... filosofando sobre lo lindo que era cuando nos pasabamos todos los días juntas y desayunábamos las dos. La acompaño a la parada del bondi, previo saludo a todos los camioneros de la zona que pasaban, se va a trabajar.
Me quedo en casa, le meto onda, no me acuesto de nuevo.

Hora: 14:00

Flor el bondi que va a Bs As pasa a dos cuadras de casa, venite

Hora: 16:30

Llega Flor, nos escuchamos el tema hitazo del verano, se baña se cambia y emprendimos el viaje...

Hora: 17:00

Pasajes en mano nos pasaron por adelante como 10 micros Plaza... ya al segundo ya estabamos re calientes, el muchacho con un extraordinario parecido a Messi (pecho friiiiiiiooooooo) nos contaba sobre sus andanzas desde La Plata a Flores, y se sabía lo mal que andaban todos los bondis de la ciudad, el 202 también... el 275 también... el 7 también...
Finalmente el décimo yanomeacuerdo micro paró y estabamos en viaje. Paradas. Pero en viaje. En el asiento de al lado un cartel "Hola, tengo una novia brasilera y me gusta mirar cómo se la cogen, si te interesa 15 la la la... Está Buena!" Con signo de admiración y todo. Y la cámara del puto teléfono que no anda!!

Hora: 18:20

Mucho más rápido de lo que pensábamos estábamos paradas en la gran ciudad, Flor con un correctísimo sentido de la orientación en dos minutos me llevó hasta el IAG, corrimos de ida y de vuelta como 10 veces entre las oficinas y el insituto, compramos la chaqueta bellísima con la cuál mi amiga romperá corazones en las cocinas platenses, sacamos las fotocopias (que al final no necesitaba) y se anotó. El momento de la firma también debía estar en fotos, fucking teléfono!!

Hora: 19:30

Flor: Che últimamente estoy mal me fumo un pucho me toma una birra, estoy contenta me fumo un pucho y me tomo una birra... todo se arregla con un pucho y una birra!
¿Y si mejor tomamos un helado?
Mica: Sí, quiero tomarme un helado y fumarme un pucho, en ese orden.

De toque había una heladería, el heladero estaba lindo... por cierto tenía un dejo parecido a un Ken de Barbie, estaba medio jovato, pero en fín... me generó fantasías sexuales con el helado, que estaba buenísimo, y el chocolate blanco tenía cuadraditos milimétricos de chocolate blanco, y el alfavanna tenía gusto a alfajor havanna, con un dejo de mentol.
En la heladera exhibidora, Flor descubre algo que pocos privilegiados han podido ver: "Mirá Mica, una botella de coca light... CON FANTA ADENTRO!" Pero me cago en este teléfono puto que no anda la cámara

Hora: 20:30

Cola del Plaza para volver... maldita sea, otra vez esperar ¿Se dieron cuenta cuanto tiempo de nuestras vidas nos la pasamos esperando? Menos mal que se nos ocurrió organizar una fiesta de navidad en la casa de Flor, sólo para pasar el tiempo, mandamos mensajes de invitación, porque no da pasar la navidad con la gilada navideña como todos los años.
Ya arriba del micro nos pusimos en contacto con el otro "blogger" de este blog, porque había motivos de festejo para todos, así que cuando llegamos a La Plata nos reunimos.

Hora: 22:00

Todos brindando con miles de excusas lindas, por cosas que nos alegran la vida... y el mío fue el brindis más cursi del mundo, pero era sincero muchachos... Pizza de por medio, Mati no comiste (El nene no me come Dr.) le metimos toda la onda que no le habíamos puesto las últimas veces, y creo que Mati pudo ver por fin nuestras caras sonrientes, y no nuestros reclamos alocados de fin de semana, de los cuales seguro ya estaba podrido!

Hora: 00:00

Flor se va a su casa, Yo en la parada del bondi con Mati contandolé el viaje... "Encima Mati, no me anda la cámara del teléfono... mirá" y el teléfono muy hijo de mil puta anduvo, y sacó la foto al trencito de la alegría! ¡¡Lo odio!!


Mica

15 dic. 2008

Me cansé!!

Luego de una larga ausencia de mi persona en este blog de “cuelgues” he decidido volver a escribir o intentarlo por lo menos. Últimamente no me está saliendo (o me están saliendo pocas cosas) nada así que creo que esta no será la excepción. Espero que me equivoque.

Lo que me trae por acá es una cosa que ya me da mucha bronca…estoy cansado de muchas cosas…basta de actitudes de mierda y de gente de mierda…basta…me cansé…

A continuación les voy a hacer extensiva a ustedes una serie de cosas que me tienen las pelotas por el suelo (si me permiten la expresión, y si no me la permiten no importa, ya la escribí).

• Me cansé de no hacer lo que yo quiero y siempre hacer lo que quieren los demás. Por qué no puedo hacer lo que se me cante? ¿Por qué tengo que pedir permiso?
• Me cansé de hacerme siempre cargo de todo lo que hacen mal personas que están cerca mio, me cansé de estar siempre en el medio de todo.
• Me cansé de que siempre me boludeen. Siempre soy el mismo boludo que termina de la peor forma, al que siempre lo cagan (ustedes estarán pensando que pelotudo es este pibe, y tienen razón, yo a veces me pregunto lo mismo)
• Me cansé de hacer todo y que los otros no hagan nada. Loco, fijate, hacé algo vos campeón, o no te das cuenta lo que tenés que hacer.
• Me cansé de decir si a todo. No puede ser que no sepa decir que no o mostrarme en contra, no puede ser que no me de cuenta que a veces es necesario decir que no.
• Me cansé de siempre tener que ir a comprar con monedas. Loco, te estoy comprando, no te estoy pidiendo un favor. Si no tenés monedas no abras tu puto kiosco. (aguante Garrafita, siempre tiene monedas, lástima que es medio caro)
• Me cansé de no poder mandar cualquier, de tener que cuidarme
• Me cansé de madrugar para no hacer nada. Qué pelotudo que soy!!! Para que me levanto temprano al pedo
• Me cansé de preocuparme por personas que no valen la pena… Siempre me pregunto: ¿para que me molesto? Al pedo….que se manejen…
• Me cansé de siempre bajar la cabeza y recibir órdenes. ¿Soy capaz de luchar contra eso?
• Me cansé de seguir de atrás a mucha gente y nunca lograr ponerme adelante.
• Me cansé de ser el que primero llega y tiene que esperar a los demás. Qué te pansás, que tengo todo el día para vos…dale...seguí
• Me cansé de siempre ir y nunca quedarme.
• Me cansé de tener que atender y responder siempre
• Me cansé de tantos giles dando vueltas


Estas son solo algunas cosas de las que me cansé, espero que surjan otras más…y claro…como no me voy a cansar y siempre estoy esperando….

Todo esto me deja dos interrogantes a modo de reflexión:

1. ¿Seré capaz de cambiar lo que me pasa, de hacerle frente a todas las cosas que me cansan?
2. ¿Estaré cansado de mi mismo, de mi forma de ser? ¿No me aguantaré más? ¿Querré seguir siendo así o ya me cansé de lo que soy?

Espero poder hacer algo con esto, no está muy bueno cansarse de lo que uno hace, muchas veces es un bajón.



SI ME CANSÉ
Si me cansé de cansarme
no fue por otario, ni fue por corsario,
ni fue por amargo, ni bueno, ni fiel.
ni fiel
Fue por ver: Que todos la hacen,
que todos la toman, la venden, la roban
y después se morfan sin asco...la mejor miel.
la mejor miel
Si me canse de esperar,
fue porque el tiempo no curó ni una herida.
Si me cansé de olvidar,
fue porque el olvido es la ''pastilla suicida''.
Si me cansé de perdonar,
fue porque cuando duele nunca, nunca, nunca se olvida.
Si me cansé de mentir,
fue porque la verdad lastima solo al principio.
Si me cansé de dormir,
fue porque al ''sueño'' no lo sueño dormido.
Si me cansé de asistir,
fue porque asistiendo o no asistiendo
siempre empezaron sin mí.
Si me cansé de obedecer, de ser correcto.
Me corresponde ser obediente a mi parecer.
Y hoy me doy cuenta que padeciendo también me canso
(siempre que no pertenezca voy a pertenecer).
Si me cansé de ceder,
fue porque cediendo te vas muriendo en vida.
Si me cansé de llorar,
fue porque en las lágrimas no encontré salida.
Si me cansé de correr,
fue porque muchas cosas las perdí corriendo noche y día.
Si me cansé de mirar,
fue porque mirando ví una vez a la muerte.
Si me cansé de perder,
fue porque una vez me desangre por perderte.
Si me cansé del culo cerrar fue por el hambre,
el miedo a la guerra y a la fría soledad.


“Si me cansé” (Letra: Rogelio Santos - Callejeros; Música: Santos, Djerfy - Callejeros). Disco Presión - Callejeros (2003)


PD. Perdón Flor y Mica por no escribir antes…

Noches de Café - Primera Noche

Está bien, está bien, ya estoy despierto, ya me levanto. Todos los días me levanto a esta hora, siempre con esta sensación de ahogo este sabor a tabaco en la boca, y eso que hace doce años que deje de fumar, pero igual me despierto con ese sabor en la boca y esa sensación de ahogo.

Debe ser el ambiente del café, no ¿Cómo de qué Café? Claro, usted no sabe.

Desde hace varias noches ni bien me duermo entro al Café, si siempre al mismo y soy el último en entrar, sabe, todas las noches el último, cuando yo llego ya están todos sentados delante de las mesas de siempre, si, siempre los mismos, y yo no tengo más remedio que sentarme en la única mesa que queda libre, donde y ame está esperando el pocillo de café cortado.

Ese es otro misterio, yo nunca he visto ningún mozo ni a nadie detrás del mostrador donde esté humeando la máquina Express, pero cuando yo llego, el café ya está servido, como si alguien supiera.

Vaya uno a saber como son esas cosas. A mi me gustaría llegar alguna noche antes, para ocupar alguna de las dos mesas que están junto a las vidriera que da a la calle, para mirar quien pasa vio, pero como siempre llego último.

Los otros se acostarán más temprano que yo, vaya uno a saber.

Por otra parte me estiro lo que puedo pero nunca he visto pasar a nadie frente a la vidriera, y al calle está tan oscura.

Pero no crea que el Café está mejor iluminado, pocas lamparitas y con tan poca luz y el humo - todos fuman un cigarrillo tras otro - yo aspiro ese humo y por eso, este sabor cuando me levanto.

Detrás hay otras dos mesas, a mi derecha solo una y al frente la única ocupada por una mujer, una mesa, una persona, una silla por persona, todos solos, con su vinito, su cerveza, sus cafés.

Pero es difícil distinguir algo. Yo no he podido todavía ver la cara de esta mujer que está de espaldas, casi inmóvil y saboreando de a poco su cerveza.

Está siempre vestida de oscuro… la melena negra y abundante, y apenas se distinguen sus manos blancas con varios anillos.

Tiene un cuerpo elegante visto así de espaldas, pero el rostro queda siempre en las sombras.

Está mirando la puerta de entrada, como si esperara que alguien apareciera de pronto, pero nadie llega después de yo. Por otra parte no hay más mesas para ocupar, ni sillas para sentarse. Pero ella parece estar siempre esperando.

Por eso anteanoche tomé la decisión de acercarme cuando llegue al próxima noche y conservar un rato, si me lo permite.

Cuando me dormí estaba decidido, y ni bien llegué al Café la miré de frente pero sin animarme más que a saludarla con una leve inclinación de cabeza. Apenas me miró pero noté que sonreía.

Seguí hasta mi mesa donde me senté frente al cortado que ya me estaba esperando como siempre.

Al rato observé que ubicaba su silla de costado y me miraba sonriente. Le devolví la sonrisa y , después de dudar unos instantes, tomé el pocillo de café y me dirigí hacia su mesa.

Advertí que había una silla vacía justo frente a ella.

“Buenas…” alcancé a balbucear a media voz.

Con una amplia sonrisa respondió “Hola…” con voz grave y profunda.

Voz de tango pensé, y o se porque me acordé de Malena, la del tango ¿vio?

“Malena canta el tango como ninguna…”

Conversamos un largo rato de tantos temas. Por eso me costó despertarme esta mañana. La charla se hacía cada vez más amena…Sonrió ampliamente mientras me decía:

“Me pareció que no te animabas a arrimarte a mi mesa…y mirá cuánto hemos conversado hasta ahora…Pero todavía no nos presentamos ¿Vos cómo te llamás? Me preguntó de pronto…

- “Alberto” le contesté.

Me miró sorprendida, se le agrandaron los ojos de asombro mientras me miraba de frente.

“Así que Alberto”, dijo evidentemente asombrada. De pronto recobró la sonrisa y tranquilidad.

Se recostó en la silla mientras repetía:

“Así que te llamás Alberto. Qué casualidad, igual que yo.”



Cuento perteneciente a Luis Edgardo Soulé."Noches de Café" 2007

Usame el vaso que está todo bien...

¿Yo qué quiero?

Yo quiero que ya me dejes de romper el corazón, porque no es gracioso... porque no me causa, porque no es divertido estar así. Porque no me gusta que me traten como a cualquiera, porque no soy cualquiera, y eso me duele.

Y me parece una cagada que tengamos que ahogar las penas en alcohol, cuando podríamos estar felices, cuando deberían pasar cosas buenas, y no una serie de cosas de mierda que nos hacen poner peor.

Y espero no tener que escribir más cosas de éstas, porque estoy cansada de meterle onda todo el tiempo y nunca tener lo que quiero, porque estoy cansada de tener qúe comerme la cabeza, y porque quiero que todo sea más fácil...

Sí, Flor, Basta!!!

Chin chin, que algún día alguien escuche nuestras oraciones!

12 dic. 2008

Soy un Cuelgue (autocrítica)

Hay días en que uno para la moto y piensa "oh dios mío, no puedo estar tan quemada"

Cada vez que tengo que salir de casa, voy unas 5 veces hasta la puerta antes de irme definitivamente, porque siempre me olvido algo (casi siempre las llaves) e incluso a veces salgo, camino un poco, y me acuerdo que me olvidé algo muy muy importante, que seguro que me venía repitiendo desde antes "no te vayas a olvidar de..." y sí... me lo olvido.
El teléfonito es algo que siempre me ando olvidando, antes directamente quedaba en la mesita de luz cuando salía... ahora mejoré un poquito, lo pierdo adentro de mi casa. La otra vez lo buscaba desesperadamente porque me tenían que mandar un mensaje y me la pasé media hora revolviendo todo y el muy puto no aparecía por ningún lado. Me senté en la mesa y digo "no puede ser que sea tan rata de llamarme a mí misma con otro teléfono para encontrarlo" pero al final era lo más rápido, porque no me acordaba dónde mierda lo había metido. Y ahí estaba... adentro de la cama. REPITO: adentro de la cama, abajo de las sábanas, o sea que la había hecho con el teléfono adentro.
Peor un día que tenía que viajar a Necochea, estaba por irme a la terminal... ¿tengo todo? sí... pasaje sí, bolso, abrigo.... ¿y el teléfono? Pero la puta madre, donde está el teléfono... desarmé la mochila, levanté las sábanas de la cama (por las dudas de haber hecho dos veces la misma idiotez) y no aparecía otra vez... me desmoralicé, pensando que no puedo estar tan tan quemada... voy a tomar algo... abro la heladera Y AHÍ ESTABA EL DESGRACIADO muy pancho al lado de la manteca.
El martes le mando un mensaje a un compañero con el cual estaba estudiando Teorías, a los dos minutos recibo un mensaje de un número desconocido a ver si nos juntábamos a estudiar porque estaba al horno… le respondo que no sabía si llegaba, me responde que dale, que juntémonos, y yo que no sé… y me manda un mensaje “venite mi dire es tata ta ta…”
¡Momento! ¿¿Con quién estoy hablando?? ¿Seba?
No no, Melisa de Historia…
Lo peor es que yo en algún momento le mandé mensaje... pero nunca guardé su teléfono

¿Tan paloma puedo ser? Sí, sí puedo...






Y debería contar más cosas... pero prefiero ir de a poquito...



Mica