20 feb. 2009

Matar...

¿Qué piensa una persona cuando mata a otra?...es una duda que me surge muy seguido, o cuando veo o escucho algo relacionado con la muerte provocada por alguien hacia otra persona. Quizás esta duda nunca la podamos salvar, quizás la respuesta sólo la tengan aquellos que son capaces de matar y de quitar la vida a otra persona; porque pienso...es privarle de seguir con vida, de seguir sintiendo, de seguir siendo uno más para pasar a ser uno menos, o siemplemente, uno más...pero de los otros.
¿Tendrá huevo los que matan o simplemente no le importarán nada? ¿Todos seremos capaces de matar alguna vez?

"...La conciencia no existe: puedo dormir el sueño pesado de un niño, y cuando mi cuerpo desploma en la bolsa de dormir, mis músculos se pegan al suelo y no hay nada que logre separarlos.
Nadie, sin embargo, reconoce nunca haber matado.
Nunca escuché decir a nadie: Lo maté.
A menos que se tratara de una confesión. Los que matamos preferimos hacer silencio. Decirlo sería vergonzoso y cruel. Habría que decir: sí, disparé, no fue una gran cosa, ni siquiera me pareció importante, y mucho menos después de la primera vez.
Matar es saltar un alambrado, no es más que eso, dar un salto del que no se vuelve jamás. Es mejor no mirarlo a los ojos, pero aunque eso sucediera, también la mirada pasará al olvido. Matar no es importante. Sería espantoso que todos descubrieran que pueden hacerlo".
"....La muerte no siempre se nota en los ojos. Quienes, por el motivo que fuera, mataron, casi nunca lo cuentan. El temor a matar no es tan distinto del temor a enloquecer: no es temor a la locura, sino a no poder salir de ahí nunca más; temor a no poder volver, pánico a la soledad en el cruce de fronteras".

Jorge Lanata en "Muertos de Amor". 2007

16 feb. 2009

Mi hermano menor tiene mucho que agradecerme

Así es Señores... los hermanos menores tienen mucho que agredecernos a los mayores... Sobre todo al más grande. Nosotros nos tenemos que comer abrirles el camino, nos tenemos que bancar a nuestros padres horrorizarse de las cagadas que nos mandamos para que después ellos (los menores) se las puedan mandar tranquilos mientras todos dicen "es normal a esa edad!", incluso los castigos son peores, las peleas son más jodidas y los logros valen el triple...

Pedir permiso para salir: Te costaba un huevo! UN HUEVOOOO que te dejen salir a la noche, encima yo siendo la mayor y mujer, a tenía el doble de difícil... Mi vieja me tiraba horarios para volver, me rastreaba por los lugares donde le decía que iba a ir... Literalmente (y esto no es joda) se levantaba cuando llegaba y me olía cual perro policía para ver si había fumado, tomado y además pretendía que haga "el 4" (hacia ambos lados) y tocarme la nariz... Mi madre no sabía lo que era la dignidad parece...

La llegada en pedo: Yo me re cuidaba de que mi mamá no me vea si caía medio entonada, desarrollé estrategias de llegada, introducción de la llave en la puerta, pasos desapercibidos, vomitadas silenciosas... todo para que mi hermanito llegara a los 16 y se echara un vómito de 4 metros cuadrados, el cual mi madre encontró y posteriormente limpió para poder pasar a despertarlo con FACTURAS!!!!!!!!!!!!!! estamos todos locos!? Y pensar que a mi a los 16 me pateó la puerta del baño al mejor estilo SWAT para ver ¿qué? ¡¡¡¡Si me estaba drogando!!!!

Los disfraces escolares:
Sólo un hermano mayor sabe lo que es tener que comerse una madre primeriza haciendo un dizfraz para la fiestita de la escuela... Pero claro... después que nos hicieron ese traje de flor que parecía un bollo de papeles desteñido se avivan de consultar con otros padres, de averiguar... de adquirir experiencia a costa de nuestra vergüenza y los más chicos llevan disfraces un poco menos bochornosos.


Y antes de seguir... vean la cara de quién estoy hablando
con Uds... mi hermano menor... Facu y su litro de daikiri

ahora sí:

El compartir todo:
Cuando nacen los hermanos todo lo que tenías antes, ahora es de los dos... mi madre siempre dice que "pobre facu (facu=mi hermano menor) que siempre le pasaba todo lo usado por vos... los mas chicos siempre ligan todo usado..." Pero eso no es tan así, lo más problable es que tengamos que compartir cosas y que incluso haya menos cosas de las que tenías antes (Además que los hermanos menores son expertos en hacer cagadas y romper juguetes).

Cuidá a tu hermano:
A ver... mamá y papá... (sobre todo mamá) si uds. cumplen la función paternal, por qué es siempre:

"¿Vas a la hamaca? cuidá a tu hermano"
"¿Vas a un cumpleaños? cuidá a tu hermano"
"¿Vas a la escuela? cuidá a tu hermano"

Y más adelante:

"¿Vas a salir? llevá a tu hermano"
"¿Vas de joda? llevá a tu hermano"
"¿Vas a una fiesta? llevá a tu hermano"

¡Tenés que darle el ejemplo a tu hermano!:
Si le "contestabas" a tu vieja le dabas mal ejemplo al menor, si el menor la rajaba a puteadas, seguro lo había aprendido de nosotros... Noooo... no locooooo... es re injusto! A los mayores también nos cabe portarnos mal!!!

El bonus: El año pasado mi mamá me llamó para decirme que me tenía que pedir perdón por algo... Bueno, qué habrá pasado dije yo...

- ¿A ver qué pasa mamá?
- Yo te tengo que pedir perdón porque... ¡¡te obligué a dejar los pañales al año!!
- ...
- Si... si... porque iba a nacer tu hermano, y los pañales descartables estaban muy caros y claro... iba a tener que comprar el doble de pañales... y practicamente te obligué a dejarlos... por eso sos así... tan "retentiva"...

-(?) ... eh.... bueno... mamá, te perdono...

(?)

¿quién es el que se toma las drogas ahora mami?



Mica
(Dedicado a Diego, lector del blog y hermano mayor INDIGNADO)

14 feb. 2009

Mejor no hablo

Que llueva como loco el sábado a la noche no es un bajón
Salir todos los días y caerse de sueño el viernes no es un bajón
Que se terminen las vacaciones no es un bajón

Bajón es no saber qué hacer cuando alguien necesita de nosotros


Mica

12 feb. 2009

A 25 años de su muerte..

"Nunca he pensado en nada, solamente de golpe me doy cuenta de lo que he pensado, pero eso no tiene gracia, ¿verdad?, ¿Qué gracia va a tener darse cuenta de que uno ha pensado algo? Para el caso es lo mismo que si pensaras tú o cualquier otro. No soy yo, yo. Simplemente saco provecho de lo que pienso, pero siempre después, y eso es lo que no aguanto".


-Julio, esta es la última pregunta, tú no has resuelto la miseria humano con tus libros, ¿verdad?
- "No, pero si puedo, en cambio, y así me ha sucedido, ver la sonrisa de un niño brotar ante mi actitud humana. Y esto es lo que quiero conservar a toda costa".

La vuelta a Julio Cortazar en (cerca de) 80 preguntas.
Entrevista de Elena Paniatowska

10 feb. 2009

Historia...

Por unos días fue el más y lo más comentado en aquel pueblo. Los diarios lo expresaban en sus tapas, hasta conocimiento en la provincia entera llegó a tener. Si, un conocimiento público triste, el peor que alguien pueda tener: los medios anunciaron su desaparición.

-¿Ha visto lo que pasó con Gutierrez? - Se preguntaban los pueblerinos aquel lunes... o martes, no recuerdo bien, el día que se enteraron lo sucedido.
-Si me enteré. En el barrio se comenta que andaba en algo raro, algunos dicen que andaba en las drogas o algo así.
-¿Usted dice que es por eso que desapareció...lo habrán matado?
-No se, nunca pasó esto acá, y vio que su familia es media rara, son nuevos acá, no se sabe mucho de ellos.
-Mmm - la cara del hombre se transformó, la duda lo invadió. -No sé, la policía, va el comisario dijo algo?
-No todavía no tiene nada seguro, supongo que seguirán buscando.
-Y si....Hasta luego.
-Chau. buen día.

Las charlas se repetían en todo el lugar, en cualquier lado que se juntara gente los diálogos sobre la desaparición del pibe salían al instante.

La familia del desaparecido no salía de su casa. Un patrullero de la gendarmería vigilaba la vivienda y los medios locales seguían anunciando "no hay novedades sobre el desaparecido de...."

Los días pasaban, las semanas se acumulaban y las noticias buenas no llegaban.

-Vio, lo deben haber matado, sino la familia saldría a desmentir todo lo que se dice de él.
-Puede ser, deben tener miedo quizás, esto de la droga es muy peligroso...pero habrá que esperar.
-Para mi, pobrecito no, pero para mi ya está...

Las especulaciones es el pueblo eran muchísimas...pero todas coincidían en algo... este pibe andaba en algo raro...

Cuatro meses pasaron y sin novedades. Los medios solo le daban poca importancia. Los diarios lo excluyeron de sus tapas. Hasta aquel día.

Era un domingo, temprano, un domingo frío en el pueblo, como en todo el año. Diez y cuarto marcaba el reloj de la cocina. Sonaba la sirena de la policía. Los bomberos salieron rápidamente.

-Encontraron al pibe, al nuevo, ese que había desaparecido. Esta muerto
-Vio, yo le dije hombre, la droga, en eso andaría, seguro que fue una venganza. Como suele pasar en todos los pueblos, cada vecino saca su propio veredicto de lo sucedido, todos son jueces y policías. Todos son capaces de resolver cualquier hecho, solo con la intuición.

Las noticias no eran las mejores, la madre reconoció al desaparecido. Lo encontraron por partes, descuartizado, tirado a la orilla del río. Lo encontró un hombre, un linyera de la zona que caminaba por el lugar.

El caso estaba casi resuelto: la familia identificó a la víctima como su pariente. El velorio se hizo ese mismo día (a cajón cerrado, por supuesto). El pueblo se convocó en "Casa Freire", la única casa velatoria.

-Pobre pibe, estas cosas siempre terminan mal
-Si, pero bueno, espero que esto no triga problemas al pueblo - Era lo único que pedían los vecinos.

El diario local lo mostró otra vez en su tapa: "el peor desenlace". Ya nadie dudaba de que sería la última vez que la noticia rondara por los periódicos...sería la última vez?

No , lo que pasó después nadie lo pudo creer. En aquel remoto lugar del país, en aquel pueblo donde todos se conocen, donde el frío penetra en los huesos y más ese día...después del llamado...de ese que deseado llamado para uno...e imposible para otros.

Durante el velorio, en el momento que la madre lloraba a su hijo, al desaparecido, el teléfono sonó. El celular gritaba en medio de un silencio respetuoso que se transformó en murmullo con este ruido.

-Hola - atendió la señora...sin ganas de hablar
-Hola mamá, soy yo - la cara de la señora sorprendió a todos los presentes. -Soy yo, no estoy muerto.

La tapa del diario local lo volvió a tener ahí, presente: "confusión y sorpresa en Casa Freire"

-¿Ha visto lo que pasó con Gutierrez? - volvió la pregunta a multiplicarse en el pueblo.
-Si,si, ya me contó don Pedro, que estuvo en el velatorio...yo le dije...usted que estaba tan seguro...
-Si, si ...me equivoqué, pero yo se que eso de las drogas es complicado he!!, es bravo che!!...el pibe desaparecido está vivo.
-Si. Vivo. Pero usted vio que algo más pasó, queda algo sin saber.
-Ya está hombre, es una anécdota más que queda en la historia de nuestro pueblo.
-No hombre, usted no entiende
-¿Cómo que no entiendo?¿
-Si el desaparecido apareció, quién era entonces el descuartizado?

Mati

5 feb. 2009

Un día de Trámite...

Trámite...un día de trámite, esos de los que uno ya está acostumbrado, de esos que te ocupan toda la mañana.

Hoy me puse en campaña y dije, "voy a renovar la cédula de identidad...si...para qué sirve? hee...supongo que sustituye al DNI en la billetera, es más chica, así que cumple perfecto esa función; sirve para viajar a países del Mercosur, etc. El trámite hay que hacerlo en el edificio de la Policía Federal, en 15 y 49, justo en la esquina, una rampa, una puerta y arpoximadamente 40 personas formando una cola que se dividía en dos. Eran las 7 de la mañana, faltaba una hora para que abrieran.

Ni bien uno pisa la calle 15, un cartel dice mucho pero no transmite nada (o muchos no le creen), un cartel que hace las veces de bicicletero y presentador del edificio. "Al servicio de la comunidad" está escrito en la chapa color blanco. Al lado, la infaltable insignia de la Federal.

Llegué y me senté en el suelo a hacer la cola. Adelante una divorciada , bien mantenida y asidua visitante del quirófano (por lo que pude observar). Atrás, un impaciente padre de familia (haciendo la cola por el resto del grupo familiar) que contaba constantemente la gente que había en la cola. Caminaba y leía un libro, creo que eran unos cuentos de Fontanarrosa, el cuello no me permitió girar más para chusmear el título de la obra.

Ya en el piso, la gente que empieza a llegar y a formarse detrás de uno. Ahí es cuando uno deja de ser el único (el último) y pasa a ser uno más del montón. Por suerte la música me acompañó en todo este Trámite. Mientras el reloj marca las 09.35, yo sigo esperando mi turno.

Ya en el piso, posición privilegiada para observar la formación de las primeras parejas de "conversantes", los clásicos amigos por una mañana o charlatenes, o esas personas que disfrutan intercambiar palabras y momentos de vida con desconocidos, este amplio arte que es muy común y conocido.
Ahí está, el pelado o casi pelado, porque hay un par de pelos en su cabeza...viste camisa manga corta color verde, con cuadritos, bermuda de gabardina de un marrón o verde raro, zapatillas y media 3/4 que rozaban sus rodillas. El pelado, fiel exponente de los charlatanes estaba unos 5 números antes. El pelado, solitario, fue abandonado por completo por su antitranspirante. Su camisa lo acusa.
Más adelante los padres y la nena, de unos 17 años, que no saben que hacer para superar la espera hasta las 8, horario de apertura de la Oficina de documentación. Matelisto, gaseosas, alfajores, etc.

Me paro, ya las baldosas y sus cuadraditos se me marcaron a la perfección. 15 minutos parado, y la cola se empieza a mover. La puerta se abre "abrieron, abrieron" se escucha por adelante...agarro mi mochila y camino, esperando ser uno de los 50 afortunados (sólo dan 50 números), camino, al ritmo que me imponen la divorciada y las hijas inquietas del lector de Fontanarrosa. Llego, número 42: "llená la planilla y te llamamos por el número" fue la órden del Sargento , con su cara seria y sin movimientos.

Me siento en la vereda, lleno la hoja y a esperar, mientras miro la gente que pasa, las caras de cansancio y los privilegiados que tienen sus autos estacionados y se sientan en ellos, con su asientos reclinados a esperar el turno.

¿Qué hago hasta que me llamen? ¿Dónde hay una cama? eran cosas que pensaba minuto a minuto.

Me compro algo para tomar, mi estómago pedía algo a gritos. Eso fue una Cindor, la de la caja vengadora..sisi..no me duró nada. Volví, iban por el 3, uffff, no avanza más, trámites dije, trámites. Me voy a dar una vuelta, me siento en una plaza, miro, escucho, me duermo un rato, me despierto, miro la gente caminar, escribo, vuelvo, faltan 20 números.

Me siento en la vereda, llueve, lo único que falta. Me canso de la música y espero. No queda otra, espero, como el pelado, como las hijas inquietas del padre inquieto. Espero, son trámites...

Espero sentado en la vereda, mientras un pelotudo, forro, careta y con cara de "yo me las se todas" me acusa de robarle su NEXTEL: "flaco, vos tenés mi Nextel" me dice..."lo escucho sonar, está por acá"...mi peor cara de ojete y de sorpresa...y casi en voz baja le digo "por que no te fijas en el bolsillo". "A si...acá está". Lo miré con cara de odio, con indiferencia, con ganas de matarlo. Me di vuelta y me senté, sin darle bola, cuando escucho y siento su mano en el hombro izquierdo "perdoname flaco" me dijo... solo lo miré..como todos los otros que escucharon la acusación contra mi. Ahora me doy cuenta de que debería haberle pegado una trompada, o haberlo puteado...se me escapó, no me di cuenta...no me avivé.

Espero...trámites y acusaciones... Son las 12.30..sigo sentado...ahora adentro...esperando que me saquen la foto. De fondo, el Sargento, enojado por las personas que iban a preguntar..."parece que están al pedo, claro, están todos de vacaciones y viene a molestar a la Federal". Su enojo se hacía eco en sus compañeros...y en los charlatanes, que después de esperar 6 horas, quieren seguir hablando.

Salgo...13 horas..termino...Trámite..Renovación de Cédula de Identidad...para qué?

Mati

1 feb. 2009

¿Por qué los hombres se encaran a las mozas?

Lo maravilloso de las vacaciones, además de no hacer nada en todo el día y no sentir culpa por ello, es que uno tiene tiempo para todo. Es verdad que aburre después de cierta cantidad de días, pero mientras tanto uno puede gastarse en pensar de todo, o no pensar, sin ningún tipo de apuro.

Particularmente yo me dedico a desarrollar "teorías baratas" sobre cosas que no le interesan a nadie al fin y al cabo, pero que me sirven para pasar el tiempo. Todos los que me conocen saben que me la paso haciendo eso, por ejemplo tengo estudios muy completos en clasificación de fauna nocturna en bares, desarrollados en los lugares de trabajo que he tenido. Así por ejemplo puedo clasificar variadas actitudes de los individuos de sexo masculino hacia las mujeres, en general, y hacia lo que popularmente se conoce como "La Moza".



Un caso típico del que se quiere encarar a la moza es aquel que aprovecha cualquier ocasión para pedir cerveza, tragos, servilletas y hasta que le limpien la mesa repetidas veces solo para decirle cosas como "¿Cuándo te vas a casar conmigo?" o "¿Vos te diste cuenta lo linda que sos?". También puede variar el teatro llamando a la pobre y una vez ahí comentarle a los amigos "Viste que linda que es... creo que estoy enamorado"

También tenemos algunos solitarios, corajudos... o cara-rotas, que se atreven a hacer el intento solos. Dentro de este grupo podemos distinguir, por ejemplo, al "mamado". Este es un clásico de la noche: Su accionar es descarado. Vaso en mano sin ninguna vergüenza se desplaza emitiendo sonidos guturales directamente al oído de la mina. No se distingue con precisión qué es lo que dice, pero varía desde un "que leeeenda que estás" hasta "cómo terrrrompotoda" y cosas por el estilo.

Una versión poco feliz del mamado puede ser el que, además de todo ésto, para hablarle la abraza o directamente se le tira encima simulando un empujón.
Usualmente los amigos del individuo no se hacen cargo de él, o lo excusan con un tenue "Tomó mucho... disculpá"

También está el que intenta hacer la tarea fina: Llama a las otras mozas, averigüa datos, hasta pide teléfono si es muy caradura... Después manda a decir cosas del estilo"Decile a la moza que digo yo que... (Rellene con su pelotudez favorita)" Y al terminar todo ésto emprende la tarea de hablarle directamente, y de decirle por fin la frase que pensó todo el fin de semana (Tipo "¿pero qué haces en la tierra? ¡yo pense que los ángeles vivían en el cielo!)

[De más está decir que la efectividad de esta clase de maniobras es casi (o totalmente) nula.]

Y por último, está aquel que ya sabe que viene el NO pero de última tira un lance "no me vas a dar tu teléfono no?" y automáticamente se da vuelta y sigue en lo suyo.

Hay un tipo aparte de todos éstos que resalta por misterioso. Es ese que mira... que mira todo el tiempo, con cara de ya haber perdido... que se sienta en la mesa, y relojea, que si la mina lo mira corre la mirada... y que mientras se pone la campera para irse mira de nuevo (Supongo que pensará que pobre moza, que debe estar podrida de que se la encaren, que ni chance tiene de hablar con la loca... etc) y al final se va... mirando nomás...

Esto me llevó (y me lleva) a preguntar qué es lo que piensan los hombres al tratar de levantarse a una moza... Yo creo que es simplemente porque SON MINAS, pero alguna vez alguien me dijo que era la cuestión del servicio, que te atiendan, que eso era lo más interesante. Y no sé por qué se piensan que las pobres mozas los atienden tan bien por preferencia personal, los atienden así porque seguramente el jefe lo requiere!


Así que me sigo preguntando...

¿Por qué los hombres se encaran a las mozas?

Tras llevar a cabo la encuesta he obtenido las siguientes respuestas:

1) Es la que te trae el alcohol ¡cómo no la vas a querer! (Diego)
2) El uniforme me ratonea (Anónimo)
3) Los flacos en los bares se encaran todas las mozas porque es algo boludo....o sea sabés que la loca no te da ni bola e igual intentan (Rama)
4) No sé... es para hinchar las pelotas (Anónimo)
5) ¿No viste la de tal lado?... ¡está buenísima!! (Anónimo)
6) Porque son las mozaaaaas!! Es como una fantasía (Facu)
7) Sabés que nunca me detuve a pensar....muy a la ligera te diría que para mi hay algo de "como yo estoy consumiendo en X bar....tengo derechos sobre vos" mucho de impunidad... (Gula)
8) El tema es que casi todas estan lindas y tienen algo que te llama (Maty M.)
9) Nunca me encaré una moza bola... respeto el trabajo (Luciano¡¡)




Mica (No estaba muy al pedo, no?)