31 jul. 2009

Más respeto, que soy tu madre

Muchas veces me dicen que estoy loca, automáticamente pienso en mi madre... que seguramente (y la psicología me avala) tiene toda la culpa. Cuando era chica mi mamá salía con cosas de este tipo:


- Todas las semanas o meses (Ya no me acuerdo) nos compraba a mi hermano y a mi la revista "Anteojito" La revistas NO SE PUEDEN RECORTAR, son para mirar,a lo sumo copiar algo sobre el 25 de mayo, pero nunca literalmente, pero jamás se podía recortar una revista ¡¡y mucho menos un libro!!


-Frase Célebre de mi madre:
"Siempre tenés que tener ropa interior limpia y linda... mirá si tenés un accidente, y te llevan al hospital, y cuando te sacan la ropa tenés calzones con agujeros"

???

A veces quiero que mamá me convide de eso que toma


- ¿Será que todas las madres hacen ese discurso de la hambruna en África? Mamá insistía en que hay millones de niños que se cagan de hambre en el mundo, y yo que no quería comer espinaca o acelga...

Mamá, los niños no comen pasto... esas son las vaquitas


- Cuando empecé a salir eran bastante común que mis compañeras de la escuela después del bar se fueran todas a dormir a la casa de una de ellas. Bueno yo no... mamá tenía un problema con dormir fuera de la casa.

Un día se dio cuenta que llegar a las 8 y no dormir en casa, era prácticamente lo mismo


- "Se terminó, ¡¡¡voy a llamar a tu padre!!!"

(Nota: Mi papá vive en La Plata, nosotros en Necochea)

Situación: Mamá meta bla bla al teléfono, que Micaela llegó a cualquier hora, que me contesta para la mierda... Yo sentada al lado, en determinado momento "Sí, sí... te paso con ella, por favor hablale... no sé qué hacer..."

Papá al teléfono: (Con voz de relajo total, como si estuviera en hawaii haciendosé masajes tomando un daikiri)

- ¿Pero qué pasó hijaaaaa? Sé un poquito más viva, nenaaaaa... Así no te hincha las pelotas tu mamá... sino mirá, me llama a mí... Se te vas a ir con un pibito, o te tomaste hasta el agua de floreros, rescatate un poco y llegá más tempraaaaaaaaano... ¡¡Sé más viva, hijaaaaaa!!

Ese, es mi padre en todo su esplendor. Así como lo oyen.


- A mamá le decías que había mala onda en la casa, porque en el vaso de agua se formaban burbujitas, y ella te salía con que no, que es el oxígeno que no sé qué con el ambiente, y que la formación de la burbuja en no sé cuánto... Y ni hablar si le hablabas del horóscopo, de los espíritus en el patio, del juego de la copa...

¡¡¡Dejate de pelotudeces, Micaela!!! Me decía... se re calentaba con esas cosas.


- Salvo escasas excepciones, casi nunca comimos helados, barquillos, pirulines, gaseosa facturas o churros en la playa... En la playa las cosas son muy caras, eso está claro. Mientras los demás paraban al vendedor y comían porquerías, mi vieja nos llevaba una conservadora con fruta fresca, agua y tal vez algún sandwichito.

Bueno, eso se lo tengo que agradecer porque hoy tengo unos dientes di-vi-nos! Creo que lo de las muelas de juicio ya queda fuera de su jurisdicción... no le puedo adjudicar esa culpa


Para no terminar con más críticas a mi pobre madre (Cómo le deben estar picando las orejas) ella tenía una cosa buena. No sé que nombre ponerle, pero podría ser una especie de instinto... Que cuando te decía tené cuidado con aquel, al final había que darle la razón... O cuando estaba enferma, mi mamá corría de la cama en el preciso momento en q yo me despertaba y le gritaba "mamaaaaaaaaaaaaaaaa". En el preciso momento, no después y nunca supe cómo hacía.. será ese "olfato de madre", creo que la mayoría de las madres vienen equipadas con eso.

Lo malo es que con los años te vas conviertiendo en ella... pero no es momento de hacer terapia, eso lo dejo para otro día!