1 feb. 2009

¿Por qué los hombres se encaran a las mozas?

Lo maravilloso de las vacaciones, además de no hacer nada en todo el día y no sentir culpa por ello, es que uno tiene tiempo para todo. Es verdad que aburre después de cierta cantidad de días, pero mientras tanto uno puede gastarse en pensar de todo, o no pensar, sin ningún tipo de apuro.

Particularmente yo me dedico a desarrollar "teorías baratas" sobre cosas que no le interesan a nadie al fin y al cabo, pero que me sirven para pasar el tiempo. Todos los que me conocen saben que me la paso haciendo eso, por ejemplo tengo estudios muy completos en clasificación de fauna nocturna en bares, desarrollados en los lugares de trabajo que he tenido. Así por ejemplo puedo clasificar variadas actitudes de los individuos de sexo masculino hacia las mujeres, en general, y hacia lo que popularmente se conoce como "La Moza".



Un caso típico del que se quiere encarar a la moza es aquel que aprovecha cualquier ocasión para pedir cerveza, tragos, servilletas y hasta que le limpien la mesa repetidas veces solo para decirle cosas como "¿Cuándo te vas a casar conmigo?" o "¿Vos te diste cuenta lo linda que sos?". También puede variar el teatro llamando a la pobre y una vez ahí comentarle a los amigos "Viste que linda que es... creo que estoy enamorado"

También tenemos algunos solitarios, corajudos... o cara-rotas, que se atreven a hacer el intento solos. Dentro de este grupo podemos distinguir, por ejemplo, al "mamado". Este es un clásico de la noche: Su accionar es descarado. Vaso en mano sin ninguna vergüenza se desplaza emitiendo sonidos guturales directamente al oído de la mina. No se distingue con precisión qué es lo que dice, pero varía desde un "que leeeenda que estás" hasta "cómo terrrrompotoda" y cosas por el estilo.

Una versión poco feliz del mamado puede ser el que, además de todo ésto, para hablarle la abraza o directamente se le tira encima simulando un empujón.
Usualmente los amigos del individuo no se hacen cargo de él, o lo excusan con un tenue "Tomó mucho... disculpá"

También está el que intenta hacer la tarea fina: Llama a las otras mozas, averigüa datos, hasta pide teléfono si es muy caradura... Después manda a decir cosas del estilo"Decile a la moza que digo yo que... (Rellene con su pelotudez favorita)" Y al terminar todo ésto emprende la tarea de hablarle directamente, y de decirle por fin la frase que pensó todo el fin de semana (Tipo "¿pero qué haces en la tierra? ¡yo pense que los ángeles vivían en el cielo!)

[De más está decir que la efectividad de esta clase de maniobras es casi (o totalmente) nula.]

Y por último, está aquel que ya sabe que viene el NO pero de última tira un lance "no me vas a dar tu teléfono no?" y automáticamente se da vuelta y sigue en lo suyo.

Hay un tipo aparte de todos éstos que resalta por misterioso. Es ese que mira... que mira todo el tiempo, con cara de ya haber perdido... que se sienta en la mesa, y relojea, que si la mina lo mira corre la mirada... y que mientras se pone la campera para irse mira de nuevo (Supongo que pensará que pobre moza, que debe estar podrida de que se la encaren, que ni chance tiene de hablar con la loca... etc) y al final se va... mirando nomás...

Esto me llevó (y me lleva) a preguntar qué es lo que piensan los hombres al tratar de levantarse a una moza... Yo creo que es simplemente porque SON MINAS, pero alguna vez alguien me dijo que era la cuestión del servicio, que te atiendan, que eso era lo más interesante. Y no sé por qué se piensan que las pobres mozas los atienden tan bien por preferencia personal, los atienden así porque seguramente el jefe lo requiere!


Así que me sigo preguntando...

¿Por qué los hombres se encaran a las mozas?

Tras llevar a cabo la encuesta he obtenido las siguientes respuestas:

1) Es la que te trae el alcohol ¡cómo no la vas a querer! (Diego)
2) El uniforme me ratonea (Anónimo)
3) Los flacos en los bares se encaran todas las mozas porque es algo boludo....o sea sabés que la loca no te da ni bola e igual intentan (Rama)
4) No sé... es para hinchar las pelotas (Anónimo)
5) ¿No viste la de tal lado?... ¡está buenísima!! (Anónimo)
6) Porque son las mozaaaaas!! Es como una fantasía (Facu)
7) Sabés que nunca me detuve a pensar....muy a la ligera te diría que para mi hay algo de "como yo estoy consumiendo en X bar....tengo derechos sobre vos" mucho de impunidad... (Gula)
8) El tema es que casi todas estan lindas y tienen algo que te llama (Maty M.)
9) Nunca me encaré una moza bola... respeto el trabajo (Luciano¡¡)




Mica (No estaba muy al pedo, no?)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

mi pregunta es... por que el que a la moza le gusta, justamente ESE, ni la registra?

L.L. dijo...

Es curioso...realemente. A mí siempre la que más me gusta del bar es la moza. Siempre.

dee dijo...

es verdad qe llaman mas la atencion, y como todo en la vida tiene un porqe. el hombre lleva a las mujeres en la mente todo el tiempo (al menos me hago cargo) y la verdad lo de las mozas es un instinto natural.

Muzza dijo...

No doy con ninguno de los perfiles (nunca intenté encarar una moza) pero me atrevo a responder a tu pregunta:

Porque en muchos casos, deben ser las únicas mujeres que se les acercan y les dirigen la palabra.